contacto@passportacapulco.com
lunes, septiembre 20, 2021
Bienes Raíces

Asegura tu casa y protege tu patrimonio

78views

Asegurar tu propiedad es cuidar tu patrimonio. El costo de anticiparse a algún evento catastrófico es mínimo, si consideramos los beneficios

Antes de contratar cualquier tipo de seguro para tu hogar, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda conocer cuatro puntos importantes sobre tu propiedad:

  • La ubicación, pues ésta determina los riesgos a los que está expuesta. Los cuales podrían ser desastres naturales o seguridad de la zona.
  • El valor catastral del inmueble, pues determina qué tipo de seguro y cobertura se acomoda más a tus necesidades.
  • Los daños que podría causar alguna situación de tu casa en propiedades aledañas, como inundaciones por fugas o incendios.
  • Las medidas de seguridad en tu casa, pues estas podrían reducir el precio de la póliza al ayudar a mantener a salvo tu propiedad.

Riesgos básicos que cubre un seguro

Teniendo en cuenta esto, podrás determinar qué tipo de seguro requieres. Recuerda que la cobertura básica debe asegurar tu casa por los siguientes daños:

  • Construcción de la vivienda
  • Contenidos (muebles, equipos electrónicos y electrodomésticos)
  • Incendios
  • Eventos hidrometeorológicos (inundaciones, huracanes, tormentas, etc.)
  • Sismos

Los seguros son un instrumento que disminuye el riesgo de pérdidas patrimoniales. Asimismo,  ayudan a mantener sanas las finanzas personales. Pues para adquirir el seguro deberás tener una planeación sólida, estable y efectiva, logrando un ahorro a largo plazo.

Además, para robustecer la cobertura de tu seguro, es importante que identifiques los riesgos de tu propiedad. De esta manera podrás contratar extras con un cargo adicional y siempre es fundamental que consideres que, asegurar tu casa, es una inversión.

Cómo elegir el seguro adecuado

Tener a la mano el valor real de tu vivienda y los puntos indicados, hará que el monto de tu prima sea el adecuado a tu propiedad. De lo contrario, aunque pagues una cantidad menor, también será más baja la indemnización.

Procura realizar un comparativo entre varias aseguradoras para saber cuál te ofrece lo que necesitas. Además, cuando platiques con los asesores, pregúntales por el grado de cobertura por daños a terceros. Esto te beneficiará, pues si en algún momento los daños en tu propiedad afectan a tus vecinos, el seguro cubrirá los gastos de reparación.

Finalmente, revisa con mucho detalle todas las cláusulas del contrato antes de firmar, así te aseguras de que todo quede claro. Si en un futuro llegas a tener algún problema en tu casa, tendrás la confianza y tranquilidad de que tu seguro te respalda.

Leave a Response