Además de tener en cuenta la locación, el outfit de invitada siempre debe ser acorde a la temática y el estilo de la boda. Es decir, se debe tomar en cuenta si será un evento clásico, relajado, de etiqueta, bohemio y en función de eso, definir qué estilo será más adecuado

El sueño de muchas novias es casarse en la playa. El entorno es idílico: la luz del sol, la brisa del mar, las olas, las estrellas, el atardecer, ya quieres vivirlo junto con los novios, pero vienen varios dilemas: qué me pongo, cómo me visto, los zapatos. No importa si eres madrina o dama, la cuestión es la misma.

Es por eso que te damos varios consejos que debes considerar para que tu look sea ideal para la ocasión.

De todos colores

Los colores que se recomienda usar para una boda en la playa son ¡casi todos!, a excepción del negro y tonalidades oscuras. Así es, en una boda en la playa puedes echar a volar tu imaginación y estilo, no tienes que apegarte a los colores sobrios. Desde los tonos pasteles hasta la intensidad de los vestidos azul rey pueden verse bien en la orilla del mar. Atrévete a llevar atuendos con estampados o con detalles naturales, sobre todo si son flores.

No olvides que el color prohibido para una boda es el color blanco, salvo que sea en pequeños detalles de alguna prenda

¿Corto o largo?

Seguramente tienes el mismo dilema que las invitadas que buscan vestido de fiesta en jardín. La regla es la misma. Para una boda de día a la orilla del mar, un vestido corto sería ideal. Aunque puedes jugar un poco con eso, no olvides que el evento al que vas es una boda y que será muy poco protocolario llevar un atuendo excesivamente corto. Y para las bodas al atardecer o en la noche, un vestido de fiesta largo, confeccionado en unas telas vaporosas, ligeras y frescas será lo mejor.

Si bien los vestidos ceñidos no están descartados de las celebraciones en la playa, las arquitecturas más holgadas siempre son más confortables. Debes valorar las siluetas entalladas, sobre todo  la transpirabilidad del tejido y la comodidad del diseño. Por ello, analiza a qué tipo de evento asistirás para valorar cuánta movilidad necesitas tener y elige aquella silueta que mejor favorezca a tu figura.

¿Qué complementos llevar?

El consejo es que utilices unos accesorios pequeños; de preferencia, en metal opaco. Si el tono de tu vestido para fiesta en la playa es cálido, lo mejor será el dorado o el bronce. Si, por el contrario, los colores que elegiste son los tonos fríos, la opción son unos accesorios plateados.

Si la ceremonia y la celebración son al aire libre y en las horas centrales del día, un sombrero  puede ser un accesorio funcional y con mucho estilo. Considera que las reglas de etiqueta solamente contemplan que la cabeza vaya cubierta en exteriores y de día, por lo que, al caer la noche, los sombreros simplemente no van.

Zapatos para boda en la playa

Si la boda será en la misma arena, unas sandalias descalzas, unas sandalias planas, unas alpargatas o unas balerinas serán lo más apropiado. Si no quieres renunciar a verte un poco más alta que de costumbre, recurre a las sandalias de tacón corrido: van muy bien con el tema de playa, pero has de saber que te será un poco incómodo pisar caminando sobre plataforma.

Si sabes que la boda será en un salón o que para los momentos en la misma playa se tendrán tarimas para no pisar directamente la arena, puedes llevar las zapatillas con las que te sientas cómoda sin preocuparte de que se puedan enterrar en la arena. Dependiendo de la estación del año y del clima, lo ideal es un calzado bien ventilado.

¿Y el peinado? Algo ligeramente despreocupado será ideal para el vestuario de fiesta en la playa. Por el clima caluroso de la orilla del mar, te sugerimos que sea un peinado semirecogido que permita ver despejado tu rostro,  de elaboración sencilla, como una trenza relajada o una coleta alta. Incluso si la celebración será al atardecer y optas por llevar un vestido de noche.  Sigue todos estos tips ¡y lucirás perfecta!