contacto@passportacapulco.com
miércoles, diciembre 1, 2021
Gourmet

Llegó la época del Pavo ¡celebremos con sabor!

71views

Llegó la época de celebrar en familia, y si analizamos las fotografías típicas del invierno, en las mayoría de ellas, el pavo tiene un papel protagónico.

El pavo, típico del Día de Acción de Gracias y la Navidad, poco a poco ha ido ganando adeptos y a disfrutarse como un alimento diario, gracias a los grandes beneficios que su carne proporciona en la alimentación, sobretodo por su contribución al cuidado del peso.

Además la carne del pavo es fuente de proteínas, vitaminas del grupo del complejo B como la B1, B3, B5, B6, biotina, B12 y el ácido fólico, y de minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el zinc.

De acuerdo con nutriólogos, entre los principales beneficios del pavo figuran:

  • Colabora en dietas para bajar de peso por tener muy poca grasa.
  • Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Puede ser consumido por personas con gota o con el ácido úrico alto.
  • Tiene hierro, y por ello lo recomiendan a personas con anemia.
  • Es fácil de digerir, así que es ideal para niños pequeños y ancianos.
  • Contribuye a mantener al sistema nervioso sano.
  • Mejora la salud de la piel porque favorece la hidratación (la carne del pavo contiene abundante agua).
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Ayuda a prevenir el envejecimiento celular.
  • Contribuye a mantener los huesos sanos.
  • Mantiene la salud de músculos, uñas, cabellos

¿Desabrido? ¡Potencia su sabor!

Y aun cuando ahora se consume fuera de esta temporada, el tema del sabor sigue siendo materia pendiente.

Cuando se le prepara completo, hay que cuidar que la pechuga no quede muy seca o los muslos muy suaves. Hay que aplicar algunos trucos para prepararlo, porque es una carne buena. Es preferible prepararlo por piezas, dado que tienen distintos tiempos para cocinarse.

Pero si la idea es prepararlo para la gran cena de Navidad, estos son unos trucos para garantizar un buen sabor y cocción:

  • Tiene que estar totalmente descongelado para marinarlo.
  • (Proporciones: por cada 8 tazas de agua, 1/4 de taza de sal).
  • Para marinarlo: preparar una mezcla cremosa de mantequilla, bastante ajo triturado, sal, pimienta, mostaza y orégano. Luego untas el pavo, especialmente en la pechuga, porque por su proximidad al hueso, ésta se cocinará más rápido.
  • Cuando se coloque en el horno, se debe seguir la regla de 30 minutos de cocción por cada kilo de pavo. Y cada 45 minutos se debe cubrir con su mismo jugo de cocción (también se le puede agregar caldo de pollo o vino), para mantenerlo siempre hidratado.
  • Cuando esté listo, debe cubrirse y dejarlo reposar durante unos 25 – 30 minutos, para que no pierda sus jugos.

Disfrute con sus seres queridos y ¡Felicidades!

Leave a Response