Honey with lemon and mint on a old white wooden background
A ComerGourmet

Miel: 8 sabores para la cocina y la medicina.

166views

El hecho de hablar de la miel como un producto único y homogéneo es algo muy alejado de la realidad, ya que hay casi tantos tipos de miel como tipos de flores. 

Y es que, como no es lo mismo la flor de azahar que la flor del tila y tampoco es igual un pino que un castaño, evidentemente los tipos de miel que se producen gracias a unas u otras especies no tienen las mismas propiedades, textura y sabor. ¡Conócelas!

Miel Monofloral

Bajo el nombre de miel monofloral podemos incluir todos aquellos tipos de miel que se componen principalmente del néctar de una sola especie. En este grupo se encuadran la miel de azahar, acacia, eucalipto, lavanda, tilo, tomillo, ulmo, etc. Por tanto es una denominación general que engloba al mismo tiempo a otros tipos de miel.

Dependiendo del tipo de miel que sea, se necesita encontrar un porcentaje mínimo de polen de una determinada planta para poder clasificarla como un tipo particular.

Miel Multifloral

Como su propio nombre indica, la miel multifloral es el grupo contrario al de la miel monofloral. Estos tipos de miel están compuestos por el néctar de varias especies vegetales diferentes sin ninguna proporción fija entre unas y otras.

Dependiendo de la zona donde se encuentre, primarán un tipo u otro.

Miel de Azahar

Es la miel procedente del néctar de las flores del naranjo y el limonero.

Se trata de una clase muy apreciada por su textura suave. En la cocina la miel de azahar es ideal para la elaboración de postres y destaca su alto contenido en potasio, fósforo y glucosa. Entre las propiedades de estos tipos de miel están sus efectos cicatrizante y antibacteriano y además actúa como relajante natural.

Miel de Romero

El romero es una de las plantas aromáticas por excelencia, pero también es una perfecta materia prima para las abejas a la hora de elaborar miel. El resultado, tipos de miel bastante espesa, aunque su textura y color es muy diferente cuando se calienta o está cristalizado. La miel de romero y propiedades se centran en su efecto digestivo en casos de pesadez de estómago o indigestión. También es adecuada para aliviar enfermedades respiratorias.

Miel de Eucalipto

El eucalipto es otra planta con un fuerte aroma que se imprime en la miel que las abejas crean a partir de sus flores. El color en este caso es muy oscuro. Al igual que sucede con la propia planta, la miel de eucalipto también ayuda de manera eficiente en el tratamiento de resfriados, gripes, catarros y problemas respiratoriosEs miel originaria de Sudamérica, refuerza además las barreras del sistema inmunológico de la manera más natural.

Miel de Tomillo

Siguiendo con plantas aromáticas, el tomillo también ocupa un lugar de privilegio. Su miel no tiene un color definido y depende de la época del año en la que se obtenga. Su aroma es intenso y muy característico. La miel de tomillo es un perfecto reconstituyente después de haber realizado grandes esfuerzos físicos o mentales y, entre sus propiedades más sorprendentes, está la de ayudar a regular la menstruación.

Miel de Espliego o Lavanda

La miel de espliego está producida a partir de la flor de lavanda, su tonalidad es más bien clara y el aroma, como es obvio, recuerda mucho a la propia planta. Tiene un importante poder bactericida y antiséptico y es recomendable en casos de congestiones nasales. La miel de lavanda y propiedades es una inestimable ayuda en procesos de diarrea.

Miel de Tila

La miel procedente del tilo presenta un color amarillo claro, su olor es intenso y se cristaliza muy rápidamente. Este tipo de miel destaca por sus propiedades sedantes, por lo que es ideal tomarla diluida en un vaso de leche antes de ir a dormir cuando se sufre ansiedad o insomnioLa miel de tilo también destaca por su poder antiba

Miel de Savia

La miel de salvia presenta un color entre amarillo y verdoso y cuenta con un ligero sabor amargo aunque sin llegar a ser molesto. Es muy adecuada en un tratamiento contra la tos y también goza de un efecto relajante.

Hace 65 millones de años

Estudiando la historia de la miel, vemos que esta ha sido una compañera inseparable del ser humano y lo sigue siendo en nuestros días. Aunque actualmente resulte difícil creerlo, los hombres y mujeres de la Edad de Piedra expresaron en sus pinturas rupestres el trabajo de recogida de la miel.

A pesar de estas primeras pruebas que acreditan su recolección, lo que está claro es que la historia de la miel y su origen, se sitúa en el mismo momento en el que estos insectos y las flores hicieron su aparición en la Tierra. En el Cenozoico, hace  65 millones de años. 

 Los egipcios le rendían prácticamente pleitesía, ya que consideraban que provenía de las lágrimas del dios Ra.

Alimentaban a sus hijos con ella y además la utilizaban como conservante de la carne cuando hacían largos viajes. 

 Los griegos la consideraban fuente de sabiduría. No obstante creían que era uno de los alimentos de los dioses del Olimpo.

Mientras, en el Imperio Romano este producto formaba parte de la dieta de las legiones. De hecho estos fornidos guerreros consumían una bebida llamada mulsum elaborada con vino y miel (link a bebidas con miel).

Las más exclusivas

La mIel de Elvish, de Life Mel Honey, de Yemen, de Bashkiria, de la ópera Garnier de París, de Socotra, Himalaya, Hymettus y Tupelo son las más caras del mundo.

Leave a Response