Vinos y Bebidas

Vino y calor, la temperatura es lo importante

137views

Cuando hace calor y se quiere disfrutar el vino, la atención, más que en la etiqueta, debemos tomar en cuenta su temperatura. En  verano el vino siempre se debes servir  frío, sea blanco, rosado, espumoso o tinto.

Vinos Blancos: El vino blanco es ideal en esta temporada de calor estos vinos se toman fríos y nos permiten poderlos tanto tomar solos, como maridarlos con diversas botanas, ensaladas y ceviches. Ideales son los jóvenes, Chardonnay o  Sauvignon Blanc.

Vinos Rosados: este tipo de vinos igualmente son una gran opción para la época de calor, ya que también se toman fríos y pueden ser tanto secos como dulces. La diversidad de platillos con los que los podemos maridar es muy amplia con opciones tanto agridulces como un poco especiadas, esto lo hace muy flexible.

Vino tinto: definitivamente en la primavera y con el calor también tenemos muy buenas opciones de vino tinto a tomar, pero la parte importante es cuidar la temperatura a la cual nos tomamos los vinos tintos. Particularmente con calor yo les recomendaría que tomaran vinos tintos jóvenes, ya que estos los podemos enfriar y servirlos a temperaturas de 12 a 14 grados. Los vinos tintos jóvenes son aquellos que no tienen paso por barrica y generalmente son muy frutales y fáciles de tomar. El vino se va a ir calentando en la copa por lo que podemos estarlo refrescando continuamente. Lo tintos jóvenes y livianos, como Pinot Noir y Malbec son ideales.

En cuanto a los espumosos, un Blanc de Blanc (puro de uvas blancas), un Brut o un Rosé, con sus burbujas finas y persistentes y sus sabores delicados, realzan los sabores y texturas de cada bocado, al tiempo que invitan a celebrar.

Leave a Response